Tortillas Nagual
info@tortillasnagual.com

¿Cómo evitar que se rompan las tortillas de maíz?

Cómo evitar que se rompa una tortilla de maíz

Reconócelo: te chifla preparar tacos, enchiladas, quesadillas y cualquier otra manifestación de la gastronomía mexicana que se elabore con tortillas de maíz pero, a la hora de la verdad, cuando llega el momento de emplatar, muchas veces las tortillas se te acaban rompiendo. Este es un contratiempo más común de lo que piensas, así que no te tortures demasiado y toma nota de los siguientes consejos para mantenerlas intactas en tus próximas elaboraciones. ¿Empezamos?

 

El alto porcentaje de agua que contienen las tortillas de maíz es lo que favorece que sean tan suaves, flexibles y versátiles. Pero esa misma flexibilidad las hace ser sumamente frágiles si no se trabajan a conciencia, esto es, calentándolas y conservándolas antes, durante y después de su uso. El hecho de que tacos, enchiladas, quesadillas y demás se rellenen con guisos de carne, pescado y verduras, y se aliñen con mil y una salsas, también hace que las tortillas se humedezcan en exceso, lo que pone en riesgo su integridad. En este momento es más que probable que te hayas planteado la pregunta del millón: ¿cómo evitar que se rompan las tortillas de maíz durante el cocinado?

 

Calentar la tortilla de maíz para evitar que se rompa

El secreto para que las tortillas de maíz no se quiebren durante su manipulación es evitar rellenarlas a temperatura ambiente. Dado su alto contenido en agua, es importante calentarlas antes de proceder al cocinado para que estas recuperen su flexibilidad.

 

Sabemos que es poco probable que en casa dispongas de un comal, una pieza de alfarería hecha de barro cocido, con forma de plato llano y que en México y otros países centroamericanos sirve para calentar las tortillas de maíz sobre un lecho de piedras en el que se hace fuego, y que hace que estas queden en su punto de cocción exacto. Aun así, los utensilios que usas habitualmente en tu cocina pueden servirte perfectamente.

 

Desde Nagual te recomendamos calentar las tortillas en una sartén o en una plancha. Pon el fuego fuerte hasta que la sartén o la plancha estén muy calientes y, entonces, pon la tortilla y caliéntala vuelta y vuelta, entre 10 y 30 segundos por cada lado. También puedes hacerlo metiendo 20 segundos las tortillas en el microondas, envolviéndolas previamente en un paño limpio, o templarlas usando la tostadora unos 30 segundos a potencia media.

 

Cómo conservar las tortillas de maíz para que no se rompan

Nuestras tortillas se regeneran con el calor. Tanto si para calentarlas utilizas sartén o plancha como si usas microondas o tostadora, sabrás que están listas para degustar cuando se muestren flexibles al doblarse.

 

Una vez calientes, te sugerimos usar nuestro tortillero (a la venta en nuestra tienda online) para mantenerlas a punto, e irlas rellenando a medida que se van comiendo los tacos, enchiladas, burritos y demás.

 

Lo ideal es disponer el relleno que hayas escogido y después añadir la salsa. Al poner la salsa encima del relleno evitarás que la tortilla se humedezca en exceso.

 

En caso de que no hayas consumido todas las tortillas que has preparado, te recomendamos que las cortes en triángulos y las reutilices para hacer nachos al día siguiente. 

 

Ahora ya sabes cómo calentar y conservar tus tortillas de maíz para sacarles el máximo partido y, sobre todo, para que no se rompan durante el proceso de cocinado y emplatado. ¿A que resulta mucho más fácil de lo que esperabas?