Tortillas Nagual
info@tortillasnagual.com

Cómo conservar las tortillas de maíz

conservar las tortillas de maíz

En Nagual elaboramos entre 50.000 y 60.000 tortillas de maíz a diario. En nuestra fábrica de Barberà del Vallès (Barcelona) seguimos un riguroso proceso para asegurarnos de que llegan a casa del consumidor en unas condiciones óptimas. En el momento de abrir el paquete de tortillas, estas deben seguir frescas y conservar sus características organolépticas a raya, algo para lo que en la compañía tenemos un pequeño truco, que no es otro que incorporar un absorbedor de oxígeno en cada uno de los paquetes de tortillas de maíz antes de sellarlo y prepararlo para su posterior distribución. ¿Quieres conocer más acerca de esta práctica que permite alargar la vida útil de nuestras tortillas de maíz hasta seis meses? ¡Sigue leyendo!

 

Conservar las tortillas de maíz en las mejores condiciones es fundamental para que estas lleguen a la mesa de los cientos de restaurantes y hogares que las eligen día tras día para preparar tacos, quesadillas, nachos o las mil y una recetas mexicanas que admiten. Si al abrir el paquete que las contiene no mostraran el grado de frescura y maleabilidad que las caracteriza, y que una vez calientes las hace tan sabrosas, versátiles y flexibles, no lograríamos uno de nuestros objetivos clave: ofrecer a nuestros clientes y amigos la auténtica tortilla mexicana 100% de maíz. Un objetivo que nuestros fundadores, Ramón Andara y Àngels Secanella, tuvieron claro desde el principio de la trayectoria de Nagual.

El truco para conservar las tortillas, un absorbedor de oxígeno

Para lograr que las tortillas se conserven en condiciones óptimas durante más tiempo, al final del proceso de elaboración y envasado añadimos un absorbedor de oxígeno dentro de los paquetes justo antes de sellarlos. Este absorbedor, que tiene forma de bolsita, crea una atmósfera libre de oxígeno que permite alargar la vida útil de nuestras tortillas, manteniendo las propiedades organolépticas y nutricionales iniciales hasta seis meses.

Estas bolsitas contienen hierro, el cual se oxida al absorber el oxígeno del interior de los envases, dejando una atmósfera casi neutra. De esta forma, los productos con un alto contenido de humedad están protegidos de microorganismos aerobios sin la necesidad de añadir más conservantes, lo que hace que el producto final sea más saludable y el proceso de elaboración, más sostenible. Lo cierto es que, aunque se trate de un recurso poco habitual en la industria alimentaria, en Nagual podemos asegurar que resulta muy eficaz a la hora de conservar nuestras tortillas de maíz durante más tiempo. 

Conservar las tortillas de maíz una vez abiertas

Como ya te hemos indicado en alguna ocasión, cuando calientes nuestras tortillas de maíz en la sartén, el microondas o la tostadora, lo ideal es conservarlas en nuestro tortillero hasta el momento de rellenarlas, emplatarlas e hincarles el diente. De esta manera, también evitarás que se te rompan a la hora de añadir el guiso que hayas escogido para la ocasión. Si una vez terminada la velada, te sobran algunas, una de las mejores alternativas es cortarlas en forma de triángulo y reutilizarlas preparando nachos el día siguiente.

En cambio, si vas a tardar un par de días o tres en volverlas a usar, lo ideal es conservarlas dentro de una bolsa hermética y de ahí, directas a la nevera. Acuérdate de volver a cerrar la bolsa a conciencia cada vez que cojas una. Si no, se secarán y ya no serán tan tiernas y sabrosas como nos gustan. Y, si quieres ir para nota, envuelve las tortillas en un trapo limpio y seco antes de meterlas en la bolsa, algo que ayudará a absorber la humedad y a conservar las tortillas de maíz como recién elaboradas para próximas ocasiones.

Si deseas más información sobre el absorbedor de oxígeno que incorporamos a los paquetes de nuestras tortillas de maíz para alargar su vida útil de forma sostenible o conoces algún otro truco para conservarlas una vez fuera de su envase original, compártelo con nosotros. ¡Te leemos!