Tortillas Nagual
info@tortillasnagual.com

¿Conoces cuáles son las diferencias entre taco y burrito?

Diferencias entre taco y burrito

Aunque a priori pueden dar lugar a confusión por la similitud de sus rellenos, el taco y el burrito son elaboraciones totalmente distintas. Los amantes confesos de la cocina mexicana lo saben bien: las diferencias entre taco y burrito residen tanto en su tamaño como en la tortilla con los que se elaboran. Aunque ambos platos -o antojos, como se denominan en México- se comen con las manos, como debe ser, la forma de presentarlos también es ligeramente distinta. ¿Quieres conoces cuáles son las principales diferencias entre taco y burrito? ¡Sigue leyendo!

 

Las primeras veces que uno visita un restaurante mexicano es habitual tener ciertas dificultades para descifrar una carta repleta de elaboraciones deliciosas y relativamente similares como son los tacos y los burritos, dos de los platos estrella de la gastronomía azteca. A menos, claro está, que seas un experto en la materia. Si no es tu caso, no te agobies, pues seguro que encuentras un camarero de lo más atento que te explicará con detenimiento cuáles son las principales diferencias entre taco y burrito. Desde Nagual también queremos contribuir a la causa recogiendo en este post en qué se diferencian. ¿Preparad@?

 

Diferencias entre taco y burrito: el tipo de tortilla y el tamaño

Los tacos son, con diferencia, el platillo favorito de los mexicanos, quienes consumen una media de 17 toneladas al año. Los burritos, originarios del norte del país, tampoco se quedan atrás. Una de las principales diferencias es la tortilla con los que se elaboran. Y es que, mientras para el taco tradicionalmente se utilizan las tortillas de maíz como las nuestras, para los burritos se suelen usar las tortillas de harina de trigo. Sea como fuere, las tortillas se confirman una vez más como uno de los alimentos estrella de la gastronomía mexicana.

 

Por otro lado, el tamaño también es una de las principales diferencias entre taco y burrito. Así, para los tacos se usan tortillas más pequeñas que para los burritos, un aspecto estrechamente relacionado, como veremos a continuación, con la presentación que tienen unos y otros. Las tortillas de los tacos suelen tener un diámetro de entre 10 y 15 centímetros, mientras las de los burritos suelen alcanzar los 30. Esta diferencia de tamaño hará que, así como para comer tacos una mano es más que suficiente, para comer burritos necesites ambas manos. ¡A menos que quieras que el relleno se desparrame a medida que lo comes!

 

Presentación y relleno, más diferencias entre taco y burrito

Uno de los placeres que encierra la cocina mexicana es poderla degustar, en su mayoría, con las manos. Y terminando, como no podía ser de otra manera, chupándose los dedos, algo que suele suceder si degustas unos tacos o unos burritos. Pero ojo, porque, como ya te habrá explicado el camarero al llegar al restaurante, lo que verás en el pato cuando finalmente llegue a la mesa diferirá ligeramente en función de si has escogido una cosa u otra. Y es que sí, la presentación es otra de las diferencias entre taco y burrito. ¿Por qué? Pues porque mientras el taco, una vez relleno y enrollado, deja parte de la tortilla abierta, el burrito forma un rollo cerrado en todos sus extremos, escondiendo totalmente su contenido.

 

Por último, si bien es cierto que ambas elaboraciones acostumbran a ser muy similares, puesto que su relleno contiene carne (de ternera, de pollo o de cerdo), verduras y salsas y aliños al gusto de cada uno, el burrito suele contener arroz, ingrediente que en el caso de los tacos no es habitual.

 

Y ahora que ya conoces las principales diferencias entre taco y burrito, ve a tu restaurante mexicano favorito y da buena cuenta de tus conocimientos sobre gastronomía mexicana, o atrévete a prepararlo tu mism@ con las tortillas Nagual. ¡Seguro que dejas a más de un@ con la boca abierta!