Tortillas Nagual
info@tortillasnagual.com

Patricia Ortega (nutricionista): “La clave no es prohibir ciertos grupos de alimentos, sino valorar la frecuencia con la que los consumimos”

a Patricia Ortega, Patricia Ortega, dietista-nutricionista

Una anemia diagnosticada en su adolescencia fue lo que despertó el interés de Patricia Ortega por la nutrición y la dietética. Años más tarde se graduaría en Nutrición Humana y Dietética, ámbito que también le ayudaría a cumplir otro de sus propósitos: dedicarse a una profesión a través de la que pudiera ayudar a los demás. Consciente de lo que supone cambiar de hábitos alimentarios, proceso por el que ella misma pasó, ahora ayuda y acompaña a sus pacientes a dar el paso con la mejor de sus bazas, la empatía. Charlamos con la también experta en patologías digestivas, obesidad y nutrición clínica vegetariana y vegana sobre las formas que hay de compaginar una dieta variada y equilibrada y nuestro actual estilo de vida, marcado por la falta de tiempo. Te avanzamos que la creatividad y las tortillas de maíz Nagual son dos apuestas ganadoras. ¡Sigue leyendo!

 

– ¿Es posible compaginar los hábitos de vida actuales con una alimentación saludable?

– ¡Claro que es posible! Al final, la idea es valorar un poco cuáles son esas necesidades o esas cosas que nos pueden costar más, como por ejemplo la planificación de la compra, y ver qué herramientas y qué recursos de los que disponemos se pueden adaptar más a lo que estamos buscando o a lo que nos puede facilitar esas tareas, y trabajarlas en consulta.

 

– ¿Podría compartir con nosotros algunos tips para motivarnos a la hora de mejorar nuestra forma de comer?

– Lo que intento recomendar en consulta para motivar a mis pacientes es que prioricen las recetas que más les gustan y simplemente mejoren las proporciones que hay en el plato. Esto es, que haya una proporción entre verduras, proteína de calidad y carbohidratos. No se trata de prescindir de aquellos ingredientes o platos que nos gustan, sino que busquemos una forma más saludable y más consciente de consumirlos.

 

También debemos intentar que los platos sean bonitos en cuanto a presentación, porque al final siempre motiva más un plato cuya presentación sea chula y divertida que otra más monótona.

 

Por último, recomiendo ser más creativos en la cocina: probar nuevos platos, con ingredientes nuevos, especias… Aunque trabajemos con la misma materia prima, las distintas formas de elaborar los ingredientes hacen que los sabores cambien y eso evita que acabemos cayendo en la monotonía.

 

– ¿Qué errores cometemos más a menudo en nuestra alimentación?

– Yo creo que el error más común de una persona que quiere comer sano es pensar que comer sano es aburrido. No se trata de que siempre comamos todo a la plancha o hervido, sino de que sepamos trabajar en la cocina las distintas materias primas, que las sepamos combinar con alimentos nuevos y con especias, que en el mismo plato haya muchos colores, etc. También existe la creencia de que comer sano significa restringir muchos grupos de alimentos, cuando al final la clave no es prohibirlos, sino valorar la frecuencia con la que los consumimos y reducir un poco las cantidades.

 

– El pan engorda, el calcio solo se puede obtener de los lácteos, la fruta y el agua hay que tomarlas fuera de las comidas… ¿Qué otros mitos habría que desterrar en torno a la alimentación?

– Sobre todo, debemos tener claro que el pan no engorda, que podemos obtener calcio de fuentes de origen vegetal y que la fruta y el agua se pueden consumir en cualquier momento del día. Ya que soy experta en alimentación vegetariana y vegana, uno de los mitos que me gustaría aclarar es que podemos tener una alimentación sana y completa con una alimentación vegetal. No nos van a faltar ni las proteínas ni ningún tipo de vitamina o mineral siempre y cuando esa alimentación esté bien pautada; lo único que tendríamos que suplementar en ese caso sería la B12.

 

– La pregunta del millón: ¿son compatibles una alimentación saludable y una preparación rápida?

– Sí, se puede comer de forma saludable sin tener que dedicarle muchísimo tiempo a la cocina. Actualmente, la industria alimentaria pone a nuestra disposición muchas opciones de buenos procesados que simplemente con un toque de horno, sartén o microondas, o con elaboraciones muy cortas como un hervido, nos dan la oportunidad de prepararnos platos saludables en muy pocos minutos.

 

Hoy en día, también disponemos de muchos tipos de robots de cocina que nos pueden facilitar ese trabajo y así poder preparar recetas más elaboradas como las que nos hacían nuestras abuelas o nuestros padres, como estofados, que actualmente, por lo que veo en consulta, cada vez consumimos menos por la falta de tiempo. De todas formas, aun no teniendo robot de cocina ni demasiado tiempo, podemos seguir una alimentación saludable sin ningún problema.

 

– ¿Qué criterios se deben tener en cuenta, grosso modo, para diseñar una estrategia adecuada a nuestras necesidades nutricionales diarias?

– Una estrategia adecuada a nivel nutricional va a depender de factores como el tipo de objetivo que fijemos, si tenemos algún tipo de patología, nuestra edad, la práctica de actividad física, si tenemos alguna alergia… Se trata de planes muy individualizados, pero así, a grandes rasgos, lo importante sobre todo es que esa estrategia esté adaptada a las necesidades y objetivos que tenga la persona a la hora de ponerse en manos de un nutricionista.

 

– ¿Cómo puede beneficiarnos ser creativos en la cocina, sobre todo si tenemos niños pequeños en casa?

– Ser creativos en la cocina nos podría ayudar a ser menos monótonos a nivel de recetas e ingredientes. Ya no solamente para los peques, sino también para los adultos. No es necesario realizar una compra con muchos tipos de ingredientes para ser creativos, sino buscar diferentes tipos de recetas con las que poder disfrutar de nuestros «básicos» para consumirlos en diferentes formatos.

 

– Los tacos, fajitas, burritos, etc. cumplen con dos de los objetivos que hemos comentado hasta ahora: preparación rápida y cocina creativa. ¿Podrías citarnos las principales propiedades nutricionales del maíz?

– El maíz es un cereal sin gluten, por lo que es muy popular entre la población celíaca. Tiene un aporte bajo en grasas y no demasiado elevado en aporte energético. Además, es rico en vitaminas del grupo B como el ácido fólico, principalmente, y en minerales como el potasio.

 

– ¿De qué ingredientes pueden acompañarse y/o rellenarse las tortillas de maíz para obtener una comida equilibrada y saludable?

Yo las rellenaría principalmente con verduras salteadas -aquellas que más nos gusten- con un poco de aceite de oliva virgen extra y con una proteína de calidad, como la soja texturizada, el tofu, el seitán, etc.